Pendientes hechos a mano

Pendientes según la forma del rostro

Por pequeños que sean, los pendientes son capaces de lograr una gran diferencia en nuestro estilo, ya sea en el día a día como en ocasiones especiales. Los pendientes largos pueden alargar el rostro. Pero para los más bajos de estatura, es mejor no usarlos por debajo del mentón. Los pendientes más ovalados dejan el rostro en evidencia y tienden a engordarlo. Por eso, son ideales para las más delgadas.

Pendientes según la ropa

Cuando se usa ropa neutra y lisa, se puede apostar por los pendientes con detalles más llamativos. Con respecto al corte de pelo: Las personas con cabello corto pueden jugar con todos los tipos y tamaños de pendientes, ya que la tendencia “maxi” garantiza ese toque de personalidad de cada uno/a. Los cortes medios quedan bien con todos los modelos. Y para el cabello largo existe la posibilidad de explorar las formas abstractas. También hay que tener en cuenta que los extremos no siempre son malos: combinaciones de tonos (colores similares) o contraste (tonos opuestos).

Tipos de pendientes

Hoy en día hay miles de opciones: con piedras, cristal, de oro, de plata, cuero, con flecos, personalizados, e incluso uno grande y uno pequeño. Y, por supuesto: los pendientes hechos a mano. Los pendientes de perlas son un clásico que nunca pasa de moda y no dejan de reinventarse cada día. Finalmente, no podemos dejar de mencionar el imponente estilo “ear cuff”: Pendientes que rellenan todo el contorno de la oreja, super original. Prepárate para este paseo, porque seguramente no sabrás cual elegir!!