Mantas hechas a mano

Es posible que al pensar en el arte de tejer, te venga a la mente la imagen de una abuela en su sofá, tejiendo un jersey de lana para alguno de sus nietos. Pero hoy en día es diferente. Tejer se ha convertido en todo una moda y parece que no sera pasajera. Muchas personas quieren aprender dados los grandes beneficios que tiene para nuestra salud, tanto física como mental. Por eso, todas nuestras mantas tejidas a mano son saludables, naturales y te proporcionaran una calidez única, que no puede sentirse con una manta fabricada en una industria.

Tejer es bueno para nuestro cerebro

Este oficio tan clásico y tradicional puede convertirse en una vía de escape a los problemas cotidianos y para ello solo necesitas un par de agujas y unos ovillos de lana. Si bien es cierto que no es algo precisamente sencillo ni se aprende en un
segundo. Requiere paciencia, ritmo, y agilidad mental. A la vez que exige a nuestras manos estar activas en todo momento, siguiendo unos patrones concretos. Y eso logra que nuestra mente se concentre totalmente en lo que estamos haciendo. Ademas nos aporta la satisfacción de ver terminada esa bufanda multicolor que queremos regalar a algún ser querido.

Beneficios de la lanaterapia

Este nuevo hobby cuenta con innumerables beneficios para la salud y a su vez, es apto para cualquier colectivo: adultos, pequeños, jóvenes, mayores, hombres, mujeres, niños, etc. Te contamos cuales son los mas destacados:

  1. Ejercitamos los dos hemisferios cerebrales
  2. Reduce el estrés
  3. Tejer mejora nuestro estado anímico
  4. Mejora nuestra motricidad manual
  5. Tejer eleva nuestra autoestima

Coser al crochet o ganchillo

El primer paso es tener en cuenta los elementos necesarios: las agujas de crochet. Vienen de diferente números y grosores y podemos elegirlas dependiendo de lo que vayamos a tejer.
También es útil contar con un juego extra de agujas, alfileres, tijeras, un centímetro y aguja para coser lana. Es recomendable realizar una prueba de puntos de la prenda que queremos confeccionar. Aunque pueden variar las tensiones, el grosor de la lana o el hilo elegido, con una muestra de 10 x 15cm seria suficiente. No hay que olvidar dejarla en un lugar plano unas 12 horas. Esto nos servirá para calcular los puntos.

Mantas de sirena