Juegos y juguetes hechos a mano

Los juguetes artesanales son los más tradicionales y naturales porque están realizados con un material tan noble y versátil como la madera. Elaborados a mano por artesanos profesionales que saben cómo hacer destacar hasta el más mínimo detalle en ellos.

Juegos de mesa artesanales

Son los más valorados por su detallado trabajo. Sus piezas están hechas con mucho cuidado y delicadeza. Estos juegos tienen mucha más historia de la que podamos imaginar. Se calcula que surgieron en el Neolítico y fueron evolucionando durante la Edad de Bronce. La historia del tres en raya, por ejemplo, se sitúa en la lejana Persia, hace casi mil años, desde donde mercaderes italianos lo exportaron a sus tierras y lo extendieron. En poco tiempo se convirtió en uno de los juegos más populares de las clases bajas en la Edad Media. Algunos de los que podrás ver aquí son: el 3 en raya, los dados, el ajedrez, rummy, mikado, domino, las damas, el parchís, el backgamon… y muchos más!!

Juegos de mesa ecológicos

Los juegos de madera no son solo únicos, sino que además son respetuosos con el medio ambiente. La madera es un material natural, renovable y biodegradable. Así, los niños aprenden la importancia de la ecología desde muy pequeños. Son una gran estimulación para todos los sentidos de nuestros hijos. El tacto, el incomparable olor de la madera y la vista de sus vivos colores, hacen de él una obra de arte. Desarrollan su imaginación y creatividad mientras se divierten. Y además, todos están hechos de una madera de calidad, resistente y duradera, hasta son lavables!!

El coche de juguete más antiguo del mundo

En una excavación en la ciudad turca de Sogmatar, al sureste de Turquía, se han desenterrado 45 sepulturas que permanecían intactas. En ellas se han descubierto varios objetos entre los que se pudieron encontrar juguetes para niños. Se trata de pequeños coches, dotados de cuatro ruedas y una “carrocería” diferente. La opinión de los arqueólogos ha sido uniforme: se trata de los coches de juguete más antiguos del mundo. De hecho, de acuerdo con sus cálculos, tienen más de 5.000 años de antigüedad. Solo por su valor histórico, se los puede considerar como una verdadera joya del pasado.